Logo Taller Flores

Talleres Flores Electricidad del Automóvil Huelva

959 225 012

¿Qué necesitas saber sobre el coche eléctrico?(I)

 
coche eléctrico

Ya tenemos en España más de 40 modelos de coches eléctricos a la venta. Actualmente, muchas personas se plantean la compra de este tipo de vehículos, debido a la posibilidad de leyes que limiten en el futuro el uso de vehículos de combustión o simplemente por el gusto de conducir coches más silenciosos. 

Ya va siendo hora de que nos pongamos al día y conozcamos más de cerca al coche eléctrico. Te contamos algunos aspectos esenciales que debes conocer como sus componentes, funcionamiento y métodos de recarga.

Definimos el coche eléctrico

Es un vehículo donde el motor de impulsión es eléctrico, alimentado por una batería en la que se acumula la electricidad y que se recarga a través de la red corriente. Tiene las mismas características mecánicas que un coche de combustión respecto de sus componentes, ruedas, dirección, frenos, etc

¿Cómo se componen tecnológicamente?

Por cuatro elementos:

  • Motor eléctrico
  • La batería
  • El inversor
  • El cargador con su correspondiente puerto de carga.

Motor eléctrico 

Este elemento transforma la energía eléctrica en mecánica de rotación, lo que acciona las ruedas motrices del vehículo. La potencia de este motor se expresa en kilovatios o caballos. La equivalencia entre ambas medidas de potencia es de 1,36 caballos por kilovatio, así encontramos que un motor de 100 kilovatios tiene 136 caballos.

Batería

Sistema donde se acumula la energía para alimentar al motor que equivale al depósito de combustible en el coche de combustión. En esta se almacena la energía en forma de corriente continua a una tensión, normalmente, de 400 voltios que en algunos coches de alta gama llega hasta 800 voltios. Están colocadas debajo del piso del vehículo y su capacidad se expresa en kilovatios hora. 

La mayoría de las baterías son actualmente, de forma mayoritaria, de litio y cuentan con una capacidad de 50 Kwh. También las hay de litio ferrofosfato, más económicas de fábrica, más seguras y con una duración mayor, pero tienen menos densidad, es decir, que en el mismo espacio almacena menos energía.

La refrigeración de las baterías es un aspecto muy importante, ya que tiende a calentarse cuando están en funcionamiento y durante la recarga. Existen dos métodos para ello, la refrigeración pasiva por aire (la menos eficaz) y por líquido.

Inversor

Su función es la de pasar la energía acumulada en la batería al propulsor, o lo que es lo mismo, al acelerador. También adapta el voltaje del motor y transforma la corriente continua, almacenada en la batería en corriente alterna, que es la que usa el motor. Incluso puede realizar esta tarea de forma inversa, aprovechando la energía cinética cuando frenamos y convirtiéndola en corriente continua que queda guardada en la batería.

Cargador y puerto de recarga

El cargador tiene la finalidad de transformar la energía eléctrica de 230 voltios y corriente alterna en corriente continua de 400 voltios para su almacenamiento en la batería. El puerto de recarga (“enchufe”) conecta el coche a la red para recargarlo. 

Al cargar el vehículo en una estación de carga rápida de corriente continua se inhibe el adaptador del coche y envía la energía de forma directa a la batería previamente adaptada por el adaptador situado en el propio poste de recarga.

¿Qué métodos existen para recargar el coche eléctrico?

El coche eléctrico se puede recargar mediante

  • Un enchufe convencional.
  • En un cargador mural.
  • En un cargador de alta potencia
  • En un punto de carga público.

Hay que tener presente que hay factores que repercuten en la velocidad de la carga y, por lo tanto, en el tiempo que se tarda. Estos factores son el tipo de corriente y la potencia de recarga.

Aunque el coche eléctrico es aún un gran desconocido, poco a poco nos iremos acostumbrando a verlo rodar en carretera. Conocer sus peculiaridades de componentes, funcionamiento y recarga nos pone en antecedentes de cómo será el futuro del automóvil.